Sembrando las raíces de nuestro trabajo

Estas seis meta-estrategias sustentan la visión de la Alianza para la Justicia Climática

1) Luchar contra lo malo:

Organizando para acabar con la economía extractiva

Nuestra visión para la próxima economía se basa en nuestra posición en las primeras lineas de una economía extractiva que continúa perjudicando a nuestras comunidades, explotando nuestrxs trabajadorxs y negándonos los derechos básicos y la soberanía. Debemos organizarnos para cerrar las instalaciones extractivas y las estructuras de la economía extractiva en nuestras comunidades.

2) Construir lo nuevo:

Organización comunitaria para construir la próxima economía ya

El corazón de la estrategia Nuestro Poder ha sido el liderar con una visión de cómo luce una Transición Justa, construyendo modelos reales de esa transición que puedan ser compartidos, replicados e innovados. Como parte de esta estrategia, debemos usar nuestro poder de organización comunitaria para crear las instituciones económicas que necesitamos, de manera que propulse el poder político de nuestrxs miembros y organizaciones. Estas nuevas instituciones económicas serán regenerativas en lugar de extractivas, enraizadas en la resiliencia ecológica y la equidad.

2) Construir lo nuevo:

Organización comunitaria para construir la próxima economía ya

El corazón de la estrategia Nuestro Poder ha sido el liderar con una visión de cómo luce una Transición Justa, construyendo modelos reales de esa transición que puedan ser compartidos, replicados e innovados. Como parte de esta estrategia, debemos usar nuestro poder de organización comunitaria para crear las instituciones económicas que necesitamos, de manera que propulse el poder político de nuestrxs miembros y organizaciones. Estas nuevas instituciones económicas serán regenerativas en lugar de extractivas, enraizadas en la resiliencia ecológica y la equidad.

3) Cambiar las reglas:

De lo local hacia arriba

Las alternativas y los modelos no son suficientes. Debemos cambiar las reglas para así poder crear nuevas rutas con menor resistencia, que favorezcan la economía de Nuestro Poder sobre la del Viejo Poder. Esto sucede en todos los niveles de gobierno, comenzando por el local. También se fortalece al demostrar que sí podemos crear la nueva economía y ejercitar tanto el poder económico como el político. Debemos identificar las barreras legales y estructurales a la economía que necesitamos construir. Debemos romper las reglas que deban ser rotas y escribir las reglas que deban ser escritas para facilitar la construcción de la economía para una Transición Justa.

4) Mover el dinero:

No obtendremos los recursos para una Transición Justa solamente de la caridad.

Debemos organizarnos para sacar dinero de la vieja economía utilizando métodos tanto públicos como privados. Debemos debilitar el poder de los mercados especulativos, la energía extrema, la explotación de lxs trabajadorxs, la extracción y el militarismo al tiempo que fortalecemos la democracia económica y política, colocando el poder en manos de la gente.

4) Mover el dinero:

No obtendremos los recursos para una Transición Justa solamente de la caridad.

Debemos organizarnos para sacar dinero de la vieja economía utilizando métodos tanto públicos como privados. Debemos debilitar el poder de los mercados especulativos, la energía extrema, la explotación de lxs trabajadorxs, la extracción y el militarismo al tiempo que fortalecemos la democracia económica y política, colocando el poder en manos de la gente.

5) Constuir la mayoría:

Unir el movimiento a través de los sectores económicos, nuestros temas de interés y la geografía.

Para que esto se haga real, debemos unir fuerzas como movimiento social, no solo a través de los Estados Unidos, sino en todo el mundo. Rehacer la economía es una oportunidad para unir las preocupaciones sobre el clima y el medio ambiente pasando por los derechos de lxs trabajadorxs y la educación hasta la soberanía alimentaria y la vivienda. Buscamos oportunidades para fortalecer las viejas relaciones, probar nuevas y luchar juntxs.

6) Cambiar la narrativa:

Tenemos la responsabilidad de señalar una nueva dirección

Para cambiar la cultura dominante y las relaciones estructurales de poder, necesitamos cambiar las historias que normalizan las estructuras injustas de poder, asegurar que el cambio fundamental sea imaginable y construir la capacidad de ir relatando los cambios en curso. Existe la oportunidad de ayudar a lxs aliadxs en otros movimientos a ver que la crisis climática es un motor clave para el cambio estructural del siglo XXI y, por tanto, una apertura crucial hacia la construcción de un nuevo sistema económico. A medida que la CJA modela la construcción de alianzas multirraciales y eleva con éxito el trabajo de las comunidades de color, puede señalar una nueva dirección para el movimiento climático comunitario como un frente amplio, multisectorial y transformador.

Newsletter Sign Up

Sign up for the Latest News and Events